Vistas desde Plutón

martes, 12 de abril de 2016

Pirámides de negra obsidiana

Ya no lloro pero, joder, aquí no se ve nada.

NADA.

Así que pido ayuda a la magia, entro a la Tierra, vuelvo a la madre, pido que me guíen y pienso en un laberinto, pero me regalan una pirámide negra de obsidiana. No es Toth, es Keops*, porque "lo que debes hacer, ya lo sabes".
Me piden que entre para saber (recordar) quién soy. Entro, claro. Yo pedí.

Y aquí todo es más oscuro.
Y parezco más perdida que antes. Sólo que ya no lloro.

Por favor, que alguien me diga a dónde estoy.
Pirámide. Encuéntrame. Proyéctame. Muéstrame.
Ya no quiero estar aquí.


* Toth y Keops, laberinto y pirámide de obsidiana del Sistema de Geometrías de Obsidiana de Ana Silvia Serrano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina, ¡es gratis!