Vistas desde Plutón

jueves, 12 de mayo de 2016

Clack

Y sí, el planteamiento está claro. 

Se trata de mi dualidad reconciliándose en mí, mi luz y mi sombra formando algo así como un puzzle de esos en 3D que encajan con un cierto movimiento. Clack. Entró. 

Pero falta el clack. Aaaaaaaaaaaaagh!

Me veo casi unida, casi integrada, sólo un poquito rota. No es rota la palabra. Desencajada sí. Por un milímetro, dos quizá. No más. Desencajada por un milímetro y no encuentro el juego de muñeca para el clack. Ese clack. 
Después de encajarme tocará desmontarme de nuevo, para volverme a hacer.
Clack.
Así, varias veces, hasta que sea dominado. 
Hasta memorizar el truquillo de este puzzle que soy yo.
Saber el lugar de cada pieza, el lugar exacto de cada parte de mí.
Crear mi clack.
Integrada.
Unida.
Sol.

Avariciosa meta esta de la conquista de unx mismx.
Sigo jugando. 
A ver si, por casualidad, suena ese primer clack y podemos seguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina, ¡es gratis!